Hidalgo acercó al Magallanes a la final


hidalgo.jpg    Navegantes del Magallanes, con su triunfo ante las Aguilas del Zulia anoche en Valencia, dio un paso agigantado en la intención de conseguir otra final en su dilatada historia. Un lauro que contó, una vez más, con el jardinero Richard Hidalgo en plan estelar desde la caja de bateadores: 3 remolcadas, 3 imparables, entre ellos 2 cuadrangulares (para llegar a 7 en la semifinal y ponerse a 2 de la marca impuesta por el aragüeño, Miguel Cabrera).

Otro gran trabajo del abridor Tim Maclaskey con relevos efectivos de Miguel Piñango, uno de los responsables de la gran marca magallanera en la segunda ronda y el cerrador Paul Estrada, quien, ante la ausencia de Fransicso Rodríguez, asumió el rol vacante en la escuadra cabrialense.

Para los turcos, 8 ganados en 9 participaciones, luce como el virtual acceso a la fase definitoria. Sólo una debacle de marca mayor (cosa que puede pasar en cualquier deporte y más aún en la pelota), los sacaría del magno evento por el que todos batallaron desde la inauguración en el mes de octubre.

La plantilla luce amalgamada y no acusaron recibo de los dos golpes recibidos hasta el momento: la derrota ante los Tigres y la partida del “Kid” Rodríguez.

Será cuestión de tiempo el ingreso de los bucaneros al lugar en cual se definirá el campeón de esta edición 2006-2007. Por lo pronto se medirán a los felinos esta tarde y un positivo ante los bengalíes, que tropezaron anoche ante los Leones del Caracas tendría como consecuencia inmediata: a) El acercamiento formal del equipo a los números mágicos que huelen a clasificación para ellos y al chequeo de los números trágicos del resto de los que intentan sobrevivir en esta lucha. Bastaría con revisar el número máximo de triunfos a los que llegarían los “sotaneros” Caracas, Zulia y Lara para que en Valencia comiencen a festejar. No por adelantado ni con triunfalismo, más si con un argumento sólido como la tabla de posiciones obrando a su favor.

El Caracas, por su lado, venció en diez capítulos a los Tigres y ubicó a estos a 2 cotejos del Magallanes. Lo preocupante para los dirigidos por Buddy Bailey, es que Lara se puso, sin jugar, a 2 y medio de los rayados y los zulianos a 3. Incluso los Leones caminan a 4 de los maracayeros cuando restan 7 cotejos a todos menos al cardenales que tiene 8 pendientes.

Obviamente, vendrán los cruces entre quienes pelean por alcanzar los puestos clasificatorios y eso normalmente beneficia a los de arriba. Por eso es que perder un juego de aqui en adelante (lo mismo escribiremos mañana, pero es una inminente realidad), será extremadamente doloroso porque un choque pudiera significar la diferencia entre estar en el diamante hasta el final o ver la ronda grande por televisión.

Falta, claro está, pero mucho menos para el viaje a Puerto Rico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s