La película aún no termina…


clapperboard.jpg

Luis Raven en la alineación abridora, de 4-3 con doble, jonrón, empujada. Luis Rivas con 3 en bases, hit remolcador. Frank Díaz con un globito, una remolcada. Richard Hidalgo, cuadrangular… y el abridor, Geremi González, toleró cuatro en seis entradas de trabajo. Jugando así, con los basamentos del juego en pleno funcionamiento, ningún equipo puede perder.

Los Navegantes del Magallanes se mantuvieron en la candela finalista, al dar cuenta 8 x 4 de su rival Tigres de Aragua.

Aunque la historia no registra “regresos milagrosos” de plantillas con tres en contra, hay que reconocer que la cara mostrada por los turcos en el cuarto cotejo de la final, no guardó relación alguna con el alicaído plantel de los tres choques iniciales.

La decisión del manager, Alfredo Pedrique, de poner al experimentado González en la lomita, trajo beneficios sustanciales para sus dirigidos.

Geremi fue expulsado en el primer match, y no laboró sino un inning y fracción, por lo que estaba perfectamente disponible para el cuarto encuentro. No lo desaprovechó Pedrique y el marabino hizo un estupendo trabajo.

Del lado aragüeño, las cosas se manifestaron a la inversa. Muchos corredores fueron dejados en circulación y sólo pudieron capitalizar en serio, cuando Pedrique permitió que Geremi se midiera ante el peligroso toletero curazoleño, Randall Simon con dos a bordo, y este la desapareció del parque para acercar a los maracayeros en la pizarra. Se pondrían a 4 con esa conexión, pero hasta allí llegaría la acometida felina. La noche fue especialmente amarga para el infielder Ronny Cedeño, quien recibió 4 ponches, tres de ellos, cortesía de su “enemigo” del juego inaugural.

Ahora, las cosas están igualmente comprometidas para los bucaneros, pero con un planteamiento psicológico que les permite ver claramente el hecho de que, si se plantan con coherencia y adecuación en cuanto a las jugadas elementales de la pelota, pudieran salir airosos en otro juego.

¿Y si ganan otro?… los magallaneros devolverán la serie a Valencia, con la consabida influencia del factor “público” en cada jugada y con la mente  de los tigreros un poco más presionada. Un parpadeo y cambia todo el decorado. Cosas que sólo el beisbol puede deparar a los fanáticos y a los miembros de un equipo en  particular.

Lo cierto es que la película tendrá escenas adicionales “en día domingo”.

Tim Maclaskey saldrá al morrito por el desquite, mientras que Corey Bailey intentará titular de una vez a los rayados.

Emociones quedan en esta final… y muchas

2 pensamientos en “La película aún no termina…

  1. El juego estuvo patético para Cedeño con ese 6-0, y parece que Randall Simon se agarró el juego para él sólo. Los Tigres sólo jugaron “fly al bate” y Magallanes supo meter miedo desde el principio. Las estadísticas los dejan fuera de juego mañana mismo, pero Bailey tiene que presentar algunos cambios para este quinto juego.

  2. Sera interesante ver hoy si el tan esperado despertar ofensivo turco puede mantenerse contra un pitcher como Corey Bailey, que ha sido tan dificil para el Magallanes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s