Muchas claves para un campeonato


Resulta un riesgo manifiesto el aseverar que hubo una clave para el triunfo del Caracas sobre el Magallanes en la Serie Final que concluyó anoche en Valencia. Son muchas acciones que infieren muchas claves. Por ende, ubicar un solo momento sería una tontería. No obstante…

Si cabría decir que la final tomó un rumbo diferente justo en el noveno capítulo del cuarto juego, cuando, con dos outs en la pizarra, Gregor Blanco despachó un vuelacercas ante Francisco Rodríguez. Eso sirvió la escena para que más tarde, Jackson Melián la desapareciera por el left y diera cifras definitivas al cotejo que daba un respiro a los Leones del Caracas.

Sin embargo, pudo el Magallanes sacar ventaja 3 a 2 y llevar de regreso la ronda a su patio, el “José Bernardo Pérez” de Valencia.

Allí debían ganar uno para titularse y las cosas lucían duras para los capitalinos que no podían darse el lujo de perder, sencillamente porque no tenían “mañana”.

En el sexto juego, apareció otro de los puntos claves de la confrontación: la gran actuación de Gustavo Chacín. Con la necesidad de demostrar que el cambio si había sido acertado y que aún disponía el siniestro marabino de argumentos suficientes para aguantar los embates del Magallanes, alzados y en su propia casa,  pudo Chacín transitar el sendero y garantizarle lo suficiente al Manager Dave Hudgens para que el bullpen trabajara con poco sobresalto y refrendara la tercera victoria de los melenudos. La que igualaba todo y obligaba una vuelta más en la ronda definitoria: el temido, deseado y necesario séptimo juego.

Al último, al bonito, llegaron esperanzados ambos clubes. El Magallanes con Jim Brower y el Caracas con Jason Standridge.

No pudo al comienzo Brower y los felinos se colaron en el propio comienzo del juego por el camino de la victoria con 4 anotaciones, a la postre suficientes para enrumbar a los visitantes al título.

Pudo ser Standridge el hombre que esperaba el Caracas en la final. Buenas actuaciones que justificaban su elección.

Por el otro lado, muchos fanáticos y expertos en la materia beisbolística (si es que esto de verdad existe, digo, los expertos) comenzaron a contraatacar la decisión de que Heath Totten y no Brower ha debido ser el elegido como refuerzo (punto sin solución a esas alturas) …

El juego avanzaba, y el proceso de “creación de claves” seguía en aumento: Cómo no pensar que la gran jugada del campo corto Gregorio Petit sería el “candado” necesario para impedir que el Magallanes se acercara en la pizarra cuando el juego estaba aún muy joven? He allí un punto importante en el encuentro y en la serie. Si Petit no realiza la doble matanza de esa espectacular forma, probablemente se hubiese empatado el score y de allí en adelante, quien sabe…

Ah!, pero como todo tiene una explicación en este mundo, los pesimistas afirmarían que el “machucón” de Raúl Padrón que dió mal bote al inicialista Yurendell De Caster, de por si presagiaba la nube negra que arroparía a los bucaneros en el resto de la jornada. Clave del destino?, quizás, quizás…

Haciendo el recuento de todo lo que pasó, no habrá personero ligado a la pelota que deje a un lado el despliegue mediático causado por la llegada de Pablo Sandoval al estadio. Precedido de permisos que no se dieron, deseos de jugar, vuelos desde San Francisco y arribos en helicóptero al parque de pelota, finalmente apareció la gran figura de los turcos.

Si, el “Kung Fu Panda” llegó y estaba alineado de tercero, a pesar de su larga inactividad en juegos de pelota. A él se apostó mucho y no pudo su manager alejarlo del line up… Cómo hacerlo? Distrajo eso de alguna forma el enfoque del equipo?. Muchos lo negarán, pero…

Como tampoco pudo resistirse a la tentación de colocar a Andrés Eloy Blanco en el shortstop. El primer contacto por ese sector, se convirtió en error facilitador de carreras y en evidencia de que aún le faltaba a Blanco para llegar al tope de sus condiciones. Otra clave?, tal vez…

Y por qué Carlos García, después de utilizar a su cerrojo estelar, Francisco Rodríguez, todos los días, no apeló a sus servicios y en su lugar permitió que castigaran a otro lanzador cuando el juego estaba al alcance de una reacción? Claro era el hecho de que no había más chance. Para el Magallanes era todo o nada y nunca será lo mismo verse obligado a remontar 3 que 5. Las matemáticas rara vez fallan.

Al llegar al final, nos percatamos de que UNA sola clave no bastó para aclarar lo que ocurrió en la serie. Y analistas esgrimirán otras tantas que no se mencionan aqui (otro punto fascinante de este deporte). La actuación de Gregor, la solvencia de Juan Carlos Gutiérrez, el apagón que no mermó la concentración de los peloteros y pare usted de contar.

Como mencionamos al principio, muchas acciones, muchos movimientos, muchas claves.

Lo cierto es que se vivió una bonita y mediática final que hizo olvidar a un gran porcentaje de Venezuela, el resto de los acontecimientos que paralelamente se registran en el país y a los que debemos prestar bastante atención, pero eso es harina de otro costal. Es muy bonito el beisbol para relacionarlo con otras cosas, de distinto nivel y alcance.

El Caracas descontó una final (Magallanes ha ganado 2 y Caracas 1) y seguramente revivirá el zapatero ante los filibusteros hace ya algunos años (14 triunfos sin derrotas en una zafra) como argumento eterno de  superioridad.

Eso es lo grande de este deporte. Los rivales, aunque lo son y de que manera, se entienden, se respetan y, lo  mejor de todo, se quieren mucho. Y la explicación es sencilla y aplicable a toda avtividad humana: se necesitan, porque de nada valdría la pena ser caraquista si no hay un magallanero al cual hacérselo saber… y viceversa.

Ahora la Serie del Caribe y a esperar por otra temporada exitosa en la Liga Venezolana de Beiabol Profesional.

Falta mucho amigos.. pero falta menos.

 

4 pensamientos en “Muchas claves para un campeonato

  1. Hola Luis Enrique, Excelente vision de la final, de acuerdo contigo. Fueron varios detalles y claves que llevaron al triunfo del Caracas. El unico consuelo que me queda como fanatico de La Guaira es que Gregor fue el mas Valioso de la Final, ojala lo sea con nuestro equipo algun dia. Muchos saludos de parte de alguien que ha seguido tu trayectoria y espero seguir leyendo buenos escritos en tu blog. Mi esposa (Margherita Martorana) fue alumna de tu esposa en sus tiempos de Bachillerato y le envia saludos a ella. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s